22 junio 2010

SER PONENTE EN CONGRESO DE SERMEF

En el último congreso de SERMEF fui invitado a participar formando parte del comité científico y para impartir un curso de instrucción. Después de agradecer a los organizadores la deferencia que habían tenido al contar conmigo decliné la invitación. La razón fue que los gastos de inscripción, viaje y hotel debería asumirlos yo. Me explicaron los organizadores, y es cierto, que en los estatutos de nuestra Sociedad todos los ponentes que asisten al Congreso excepto los que son de otras especialidades deber asumir los gastos de su asistencia.

No soy muy adicto a asistir a los Congresos de nuestra Sociedad y solamente lo he hecho cuando me han invitado a participar en alguna ponencia. En anteriores ocasiones he asumido los gastos de la asistencia porque como dicen los organizadores es un honor participar en un evento de este tipo.

El motivo de renunciar a este último congreso fue porque en la actualidad tengo 58 años y sin grandes aspiraciones en mi carrera profesional. Tampoco quería caer en la tentación de pedirle ayuda para asistencia a una compañía farmacéutica. Nunca lo he hecho a lo largo de mi vida profesional y no veo lógico hacerlo ahora.

Tengo alguna experiencia en organizar eventos de mucha menos envergadura que un Congreso Nacional de especialidad pero que al final se miden con los mismos parámetros y creo que económicamente puede ser viable que los ponentes asistan gratis a los mismos. Me parece impagable el trabajo que deben hacer para preparar sus conferencias y al menos sería bonito compensarlos patrocinando su asistencia.

2 comentarios:

Samfrado dijo...

Es una pena de todas formas no tenerle como ponente.

Anónimo dijo...

Creo que SERMEF debería hacer un análisis económico serio para saber si los costes de participación de los ponentes son asumibles o no; desde luego otras sociedades similares los financian, y no me parece lógico preparar una ponencia, con el trabajo que ello comporta, que la ponencia no se pague y además tenga uno que correr con sus propios gastos.
Este es un tema que, en mi opinión, se debería reconsiderar.